Skip to content

Frutas y verduras seguras para tu mascota

Consejos para ofrecer frutas y verduras a tu mascota.

Muchos de los alimentos para mascotas que puedes encontrar en la tienda o en el veterinario ya contienen frutas y verduras en su composición. Vamos a darte algunos consejos sobre cuáles son las frutas y verduras que puedes dar a tu perro o gato como premio o golosina. También puedes utilizarlas para facilitar la administración de algún medicamento.

Las frutas y verduras siempre deben darse con moderación y nunca para complementar la dieta de tu animal. Las frutas suelen tener más azúcar, por lo que deben darse con menos frecuencia que las verduras y evitarlas si tu mascota tiene sobrepeso.

Una de las características que hacen tan saludables las frutas y verduras es su alto contenido en fibra. Pero atención, un exceso de fibra o un cambio repentino de la cantidad diaria de fibra que le des a tu animal, puede ser causa de alteraciones gastrointestinales como vómitos o diarreas.

Siempre que introduzcas un nuevo ingrediente en la dieta de tu mascota debes hacerlo de manera gradual y observando cómo responde ante este nuevo ingrediente. Usa sólo un ingrediente nuevo cada vez. Empieza dándole un pedazo pequeño y espera entre 24 y 48 horas para ver si tu animal tiene una reacción adversa. Si presenta diarrea o estreñimiento o parece tener la piel irritada y con picor, no vuelvas a darle ese alimento en particular. Si la reacción parece severa o estás preocupado, habla con tu veterinario para pedir consejo.

Las frutas y verduras no sustituyen al alimento habitual de tu mascota.

¿Qué frutas y verduras puedes dar a tu mascota?

A continuación te damos una relación de algunas de las frutas y verduras que son seguras para perros y gatos. Debes tener en cuenta, sin embargo, que se trata de una recomendación generalista y que algunas pueden no ser apropiadas para tu animal, teniendo en cuenta su estado de salud, si padece alguna enfermedad o si está siguiendo una dieta concreta prescrita por tu veterinario. Lava bien la fruta y la verdura antes de ofrecérsela a tu mascota y retira las partes duras, los huesos y las semillas.

Si tienes dudas, habla con tu veterinario habitual y sigue sus consejos.

Albaricoques – el color naranja brillante de un albaricoque maduro significa que estas frutas están llenas de betacaroteno, que puede ayudar al cuerpo de tu animal a combatir los radicales libres que causan cáncer. Dale sólo albaricoques frescos, no secos. Asegúrate de que el animal no tenga acceso al hueso del albaricoque.

Apio – ¿tu animal tiene mal aliento? Prueba a darle un poco de apio. Contiene vitaminas A, B y C. Puede promover la salud del corazón y también combatir el cáncer.

Brócoli – los animales pueden comer brócoli con moderación porque puede causar gases. El brócoli contiene vitaminas A, C y D, betacaroteno, ácido fólico, fibra, calcio y cromo. Se lo puedes dar hervido, al vapor o crudo.

Calabaza – es alta en fibra y hace milagros en el sistema digestivo. Es rica en ácidos grasos, que son positivos para la piel y pelaje. La calabaza también contiene betacaroteno, antioxidantes y toneladas de minerales saludables. Asegúrate de darle siempre cocida, nunca cruda.

Calabacín – rico en potasio, magnesio y vitamina C. El calabacín rallado se puede añadir crudo a la comida de tu animal, o puedes cocinarlo y dárselo en trozos pequeños.

Pepino – es bajo en calorías y tiene pocos hidratos de carbono o grasas. Contiene vitaminas C, B1 y K, así como potasio, cobre, magnesio y biotina.

Col – puede ayudarle a mantener un sistema digestivo saludable y mejorar la piel y el pelaje de tu mascota. La puedes hervir y añadir una pequeña cantidad de col a la comida de tu mascota.

Coles de Bruselas – ricas en vitaminas A, B1, B6, y K. Además, son una buena fuente de fibra.

Coliflor – contiene vitaminas y es rica en antioxidantes. Ayudar a reducir la inflamación que causa dolor articular, por lo que puede ser útil para los animales de edad avanzada. La fibra de la coliflor puede ser útil para mantener la salud digestiva, pero ten cuidado de no darle demasiado, ya que esto puede provocar el efecto contrario, con estreñimiento y diarrea.

Espárragos – muy ricos en potasio, fibra y vitaminas. Lo mejor es cocinarlos antes para que sean más fáciles de digerir. Los puedes hervir o saltear a la plancha con unas gotas de aceite.

Espinacas – contienen vitamina A, B, C y K, así como calcio, hierro, fibra, magnesio, folato y potasio. Refuerza el sistema inmunológico, la salud del corazón, los niveles de energía y la vitalidad. No están recomendados en animales con problemas de riñón.

Frambuesa – contienen vitamina C y fibra y son bajas en azúcar. Tienen efectos antiinflamatorios leves, que pueden ser útiles para mascotas con problemas articulares. Las frambuesas contienen xilitol, la misma sustancia edulcorante que se utiliza en algunas marcas de chicle y otros alimentos de consumo humano. En grandes cantidades, esto puede ser fatal para tu mascota, así que sólo puedes darle las frambuesas en cantidades muy pequeñas.

Fresas – llenas de fibra y vitamina C. Dáselas con moderación porque son ricas en calorías.

Mango – contienen muchas vitaminas y algunos animales les encanta su sabor dulce. Asegúrate de quitar el hueso y la piel, ya que pueden causar molestias digestivas.

Melón – si tu mascota tiene sobrepeso o diabetes, el melón debe darse en pequeñas cantidades porque tiene un alto contenido de azúcar. Sin embargo, contiene muchos nutrientes, agua, fibra y vitamina A, B y C. Saca las semillas antes de dárselo a tu animal.

Judías verdes – crudas o cocidas, las judías verdes tienen vitaminas y hierro y están llenas de fibra a la vez que son bajas en calorías. También poseen niveles saludables de proteínas.

Boniato – rico en fibra y contiene vitamina B6 y C, varios minerales beneficiosos y betacaroteno, útil contra el cáncer y las enfermedades del corazón. Utilízalo hervido, al vapor o cocido en el horno.

Arándanos – contienen antioxidantes que previenen el daño celular y el cáncer en personas y mascotas. También son bajos en calorías. Buenos para la salud de de los ojos. También reducen la probabilidad de sufrir infecciones del tracto urinario.

Zanahorias – son buenas para la vista y para su piel. También pueden ser útiles para limpiar los dientes y encías. Contienen vitaminas A, C, D, E y K, betacaroteno, hierro, magnesio, potasio y fibra.

Pimientos – los pimientos de cualquier color son ricos en antioxidantes, betacaroteno y fibra. Puedes cocinarlos ligeramente para hacerlos un poco más blandos o simplemente crudos, cortados en trozos pequeños. Evidentemente, no es buena idea darle a tu animal alguna de las variedades picantes.

Peras – son ricas en cobre, fibra y vitaminas C y K. Sácale el corazón y las semillas.

Guisantes – cocidos, crudos o congelados, a la mayoría de los animales les encantan los guisantes. Los guisantes contienen vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C y K además de tiamina, fósforo, manganeso, fibra y folato.

Piña – contiene vitaminas, minerales, fibra y bromelina (una sustancia que facilita la absorción de las proteínas de la dieta). La piña también ayuda a regular el tránsito intestinal.

Plátanos – contienen azúcares naturales que pueden dar a tu animal un aumento de energía. También contienen aminoácidos, potasio, vitamina C y B6 y mejoran la salud del corazón y la presión arterial.

Manzanas – son una gran fuente de vitamina A y C así como de fibra. Son bajas en proteínas y grasas. Sácales el corazón y las semillas antes de dárselas a tu animal.

Melocotones – evita los melocotones en conserva por su azúcar, pero una vez se han quitado la piel y el hueso de un melocotón, son una gran fuente de fibra y vitamina A. No dejes nunca al alcance de tu mascota el hueso del melocotón ya que representa un riesgo muy elevado de obstrucción intestinal para cualquier animal.

Sandía – ¿a quién no le gusta la sandía para mantenerse hidratado los días cálidos y soleados? La sandía también contiene vitamina A, B-6 y C, así como potasio.

Naranjas – ricas en vitamina C, potasio y fibra. Evidentemente, debes quitarte la piel antes de dárselas a tu animalito.