Enfermedad del tracto urinario inferior felino

 In Urinario

¿Qué es la enfermedad del tracto urinario inferior felino?

La enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD, por sus siglas en inglés) es, en realidad, un conjunto de trastornos que afectan a las vías urinarias de los gatos. Entre las causas más frecuentes de FLUTD se incluyen la cistitis idiopática felina, la urolitiasi (cálculos en las vías urinarias), las infecciones bacterianas (cistitis), los tumores y los problemas de comportamiento (estrés).

Todos estos trastornos presentan signos clínicos comunes, como:

  • micción dolorosa (disuria).
  • aumento en el número de micciones (polaquiuria).
  • presencia de sangre en la orina (hematuria).
  • micciones fuera del arenero (periuria).
  • posturas anormales durante la micción.

Una presentación grave de FLUTD es la que se produce con obstrucción de la uretra. En este caso el gato hace intentos repetidos por orinar sin conseguirlo. Suele mostrar disuria grave y signos generales de enfermedad (dolor abdominal, postración, anorexia, vómitos). La orina se va acumulando en el interior de la vejiga que va dilatándose hasta extremos peligrosos. El gato termina por desarrollar una insuficiencia renal aguda.

El FLUTD obstructivo es un caso muy grave que puede provocar la muerte del animal.

¿Cómo se diagnostica?

Como puedes ver, los signos de la enfermedad son fácilmente reconocibles. El gran reto es identificar cuál es la causa subyacente que está provocando el FLUTD en un gato en concreto.

Para diferenciarlas utilizamos distintos métodos de diagnóstico: urianálisis, radiografía, ecografía, cultivos microbiológicos, …

Identificar el tipo de enfermedad del tracto urinario inferior felino es de vital importancia para establecer su tratamiento y su pronóstico. Así por ejemplo, no es lo mismo el tratamiento de un FLUTD provocado por una infección urinaria que el asociado a la presencia de un tumor en la vejiga de la orina. Por descontado, su pronóstico es también completamente distinto.

¿Qué puedo hacer para prevenirlo?

La mejor forma de prevenir la enfermedad del tracto urinario inferior felino es conocer cuáles son sus factores de riesgo:

Estrés: el estrés juega un papel importante en la aparición y recurrencia del FLUTD. En el siguiente enlace te damos 10 consejos para reducir el estrés felino.

Sobrepeso: los gatos con sobrepeso presentan una mayor incidencia de FLUTD. Si tu gato tiene sobrepeso podemos diseñarle un programa de adelgazamiento personalizado. Pídenos consejo.

Alimentación: algunos alimentos con altos contenidos en minerales favorecen la formación de cristales y cálculos en las vías urinarias. Es más fácil que se formen cristales y cálculos cuando el pH de la orina es demasiado ácido o demasiado básico. Elige para tu gato alimentos con un bajo contenido en minerales y que controlen el pH urinario, reducirás notablemente la probabilidad de que desarrolle enfermedad del tracto urinario inferior felino.

Consumo de agua: cuando los gatos beben poco, su orina se concentra aumentando la probabilidad de formación de cristales y cálculos. Para incrementar el consumo de agua de tu gato coloca varios boles con agua en distintos lugares de la casa; utiliza boles de diferentes tamaños y colores; prueba a ponerle una fuente, suelen incrementar de forma significativa el consumo de agua en todos los gatos; ofrécele cada día parte de su dieta en forma húmeda (latas o sobrecitos); aségurate de que tu gato dispone de agua limpia y fresca durante todo el día.

Urianálisis preventivo: en Gràcia Veterinaris aconsejamos realizar un análisis anual de orina a todos los gatos. Podemos detectar la presencia de cristales u otros signos de enfermedad del tracto urinario inferior felino antes de que tu mascota enferme.

 

Si crees que tu gato tiene signos compatibles con enfermedad del tracto urinario inferior felino, debes considerarlo una urgencia (tu gato debería recibir atención veterinaria en menos de 6 horas).

Si crees que tu gato tiene FLUTD obstructivo, estás delante de una emergencia (tu animal debería ser atendido en menos de una hora).